Grupo Zaragozano

THE ROYAL'S

ESPIRITU DE LOS 60


Han pasado más de cuarenta años de la historia que os intento contar, pero aún habiendo transcurrido tal largo periodo de tiempo los recurdos fluyen a mi memoria como si los hechos que os voy a narrar hubieran acaecido ayer, considerando que ha sido una de las épocas más felices de mi vida.

Todo empezó un día en que cinco amigos del barrio de Las Delicias, sobre el año 1966, decidimos formar un grupo musical, siguiendo la trayectoria de muchos grupos que se formaron en Zaragoza por aquellos tiempos y que en su mayoría intentábamos emular e imitar dentro de nuestras limitaciones y posibilidades a nuestros ídolos y a la vez maestros (Beatles, Rolling Stones, Shadows, Animal's, etc., y muchos que os podría citar).

Con más ilusión que conocimientos musicales, iniciamos la andadura, pero a través del tiempo se adquiere experiencia y conocimientos que te ayudan a salir adelante, siendo fundamental tener espíritu de sacrificio y trabajo, ya que nuestra mayor ilusión era ensayar y aprender, para lo cual realizamos varios cursos de solfeo y guitarra.

El grupo decidimos llamarlo "THE ROYAL'S", ya que en aquellos momentos privaba lo inglés, como podéis imaginar, y estaba compuesto como os he dicho por cinco amigos: Pascual González, cantante, por desgracia ya fallecido, muy joven, Manuel González, guitarra solista y hermano del anterior, Emilio Gómez, guitarra rítmica, Antonio Mayor, batería y un servidor de Uds. Luis Ena, guitarra bajo, por aquel entonces botones del Banco de Aragón.

Nunca podré olvidar aquellas actuaciones del Cine Madrid, actualmente bingo; como degeneran las cosas. "Qué mañanas las de aquellos domingos", emulo al disco de The Beatles, "Que noche la de aquel día"; el cine en sí no es que fuera de los más grandes de Zaragoza, tendría aforo medio de los de entonces, pero tenía un encanto especial y se podía considerar la meca de la música moderna en laciudad. En el que nos dábamos cita todos los domingos tres o cuatro grupos musicales de la ciudad, provincia e incluso nacionales; me acurde la mañana que junto a nuestro grupo actuaron Los Mitos, de Bilbao, cuyo cantante era Pedro Ruiz Blas, que posteriormente se separaría, consiguiendo en solitario el gran éxito del momento con la canción "A los que hirió el amor", que seguro muchos de nuestra edad la hemos bailado en aquellos guateques de los domingos.

Pero en ningún momento quiero menospreciar a los grupos de nuestra ciudad, que los había muy buenos, sirvan estas líneas como homenaje a todos que nos juntábamos en esas mañanas, no pudiendo dejar de citar a "Rocas Negras", "Guayanes", "Kiowas", "Gritos", "Sombras", "Junglas", etc., seguro que había más que ruego me perdonen por no citarlos.

Domingo a domingo afluían los seguidores de estos grupos, teniendo que colocar en las taquillas el cartel de agotadas las localidades, con lo que había que madrugar para conseguir entradas, comenzando la sesión a las doce de la mañana, como podeís imaginar las localides favoritas eran las de las primeras filas. Entre los diferentes grupos existía una camaradería admirable, ya que cada uno poníamos a disposición de los demás nuestros mejores equipos, a excepción de las guitarras, ya que éstas eran como parte de nuestro ser.

A menor escala había por entonces otras salas de conciertos en la ciudad, como el Cine Pax, en la Plaza de la Seo, el Cine Roxi, por Miguel Servet, Juventudes Obreras Católicas, en calle Donantes de Sangre; otra de las salas emblemáticas era el "Club de Radio , por Miguel Servet, Juventudes Obreras Católicas, en calle Donantes de Sangre; otra de las salas emblemáticas era el "Club de Radio Zaragoza" en el Pasaje Palafox, donde todos los sábados por la tarde se realizaban conciertos que eran difundidos en directo a través de la emisora "Radio Zaragoza EAJ 101" en cuya sala el personal tomaba sus consumiciones mientras oía el concierto.

Los domingos por la tarde después de actuar en las salas que os he comentado, debíamos de acudir a diferentes localidades de la Región como podían ser Alcañiz, Andorra, Ejea de los Caballeros, Tauste, Ricla, La Almunia de Dª Godina, Tarazona, Calatayud, etc. para amenizar bailes de tarde y en ocasiones noche y festividades patronales, ya que estas actuaciones eran remuneradas, consiguiendo de esta forma fondos para poder adquirir equipos e instrumentos musicales.

Como podéis comprender después de estos trotes, los lunes nos esperaban nuestros trabajos, a veces durmiendo 3 o 4 horas nada más, pero éramos jóvenes con fuerza e ilusión y por eso os digo "VIVA EL ESPIRITU DE LOS 60", Gracias.

Luis Ena Cremallé


www.zaragoza-ciudad.com/royals
Aragoneses

© INTERNET ZARAGOZA